Cuando el oficial se acercó para entregar la multa, se sorprendió cuando  era un vehículo autómata y que no había nadie en el asiento del  conductor. “El auto iba a una velocidad de 24 mph en una 35 mph. Mientras el  oficial se aproximaba se dio cuenta que era un Vehículo Autónomo de  Google. El oficial detuvo el coche e hizo contacto con los operadores  para aprender cómo el auto estaba eligiendo las velocidades en ciertos  caminos y para educar a los operadores para impedir que hagan tráfico de  acuerdo al código vehicular de California.