Los ataques xenofóbicos contra migrantes en Estados Unidos se han ido incrementado luego del triunfo de Donald Trump y su asunción a la presidencia.

Un claro ejemplo es mostrado a través de un video difundido en Internet donde se aprecia a un cliente de Walmart discriminando a una empleada latina al pedir que fuera una persona blanca quien lo atendiera.

Los hechos se registraron en una sucursal de la localidad de Irving en Dallas, Texas, cuando el sujeto solicitó apoyo con la graduación de sus lentes. La trabajadora le sugirió que asistiera con un doctor para que le diera un diagnóstico, por lo que el hombre exigió la atención de personal “blanco”.

Todos estos extranjeros están viviendo de nosotros, la buena gente trabajadora blanca. Sólo te digo la verdad. Todo está bien. Ustedes deberían ir a sus países y resolver los problemas de sus propios países… Ustedes deberían de ir a sus países y resolver los problemas de sus propios países”, vociferó el cliente.

La víctima de estos ataques fue identificada por el sitio Dallas News como Adela.

Pero eso no es todo, el video comienza con otro insulto de esta persona contra otra empleada afroamericana en silla de ruedas, a quien le dijo:

¡Mira eso! ¿Quién crees que paga sus cuentas del hospital? Es una extranjera, vino aquí, enfermó y engordó y así no se puede hacer nada, no puede trabajar, pero yo tengo que pagar sus impuestos".