Una tortuga tragó tantas ‘monedas deseo’ que se volvió una alcancía. Veterinarios extraen casi mil monedas de un tortuga marina en exhibición cuyo recinto era blanco de supersticiosos; el peso de todas las monedas que trago, le rajó parte de su caparazón. Tirar monedas en una fuente para atraer la buena suerte es una superstición popular en algunos países, pero fue mala suerte para esta tortuga marina en Tailandia, a la que le fueron extraídas 915 monedas. Veterinarios en Bangkok operaron a la tortuga hembra apodada ‘Bank’, que había tragado las monedas que los turistas tiraron durante años a su fuente en el pueblo de Sri Racha, en el oriente de Tailandia. Gracias al cuidado de los veterinarios, la tortuga se recupera de su operación y del daño causado por tragar las casi mil monedas.


#ElShowDeElTapatio